“Sevilla es mucho más que la Giralda o la Catedral”

Cristina Moragrega: “Sevilla es mucho más que la Giralda o la catedral”

Juan Ignacio Lechuga – 11/11/2014 06:36:08
Foto: Juan Ignacio Lechuga
Foto: Juan Ignacio Lechuga
Cristina es una de las cuatro componentes del proyecto ‘A pie’, una empresa donde se ofrecen visitas guiadas por la ciudad en las que el cliente pone el precio de las mismas.

“Como mejor se conoce un lugar es paseando y caminando”. Cristina Moragrega lleva el departamento de Comunicación y Márketing de ‘APIE‘, y tiene claro que la mejor manera de conocer una ciudad es descubriendo sus rincones más emblemáticos. Junto con Andrés Pérezsu marido; María Moragrega, su hermana; y Manuel Sánchez, su cuñado, se han decidido a montar una empresa turística donde su principal objetivo es “descubrir la pureza del destino huyendo de los tópicos”.

APIE‘ es una plataforma de reciente creación donde los turistas ponen el precio de las visitas, según haya sido su grado de satisfacción. Cristina nos asegura que asumen el riesgo que ello conlleva porque confían plenamente en sus conocimientos sobre la ciudad, en la ruta y en los guías. Pero nada mejor que nos explique ella misma de qué se trata.

¿Qué es ‘APIE’?

‘APIE’ es un proyecto en el que somos cuatro socios, y surge porque los cuatro somos unos enamorados del turismo. Lo que buscamos, o lo que busco yo al menos cuando viajo, es conocer la pureza del destino. Odio los tópicos turísticos, llegar a una ciudad y que te lleven por un mismo sitio y por las típicas tiendas. En busca de intentar ofrecer eso aquí en Sevilla, surge la idea de ‘A pie’: visitas guiadas por la ciudad. De momento nos centramos en el casco histórico, pero huyendo de los tópicos. Damos datos históricos, arquitectónicos, escultóricos, pero se basa sobre todo en leyendas y en descubrirlas tanto a turistas como a residentes en Sevilla, porque nos abrimos a quien quiera descubrir la pureza de Sevilla. Si no eres de aquí, no conoces estas historias, leyendas y rincones, e incluso siendo de aquí desconoces que existen.

Lo que más llama la atención es la idea de “tú pones el precio”. ¿En qué consiste?

Es un concepto que esta muy extendido en Europa, donde lo mencionan como freetour. Ellos no ponen un precio a la ruta, sino que el propio turista paga una especie de propina. A mí el concepto propina y free no me gusta, porque realmente no es gratuito. Tú esperas que te paguen algo, y por eso surge “tú pones el precio”, porque confiamos en lo que hacemos, en la ruta, en nuestros conocimientos sobre Sevilla, en nuestros conocimientos sobre todo lo que podemos enseñar a alguien que quiere conocer la ciudad. En vez de llamarlo freetour, porque no son gratuitos, decidimos llamarlos “tú pones el precio”. El cliente, una vez termine la visita, según la satisfacción, lo que le haya gustado la ruta y la atención del guía paga lo que estima oportuno.

¿Se paga a posteriori o se acuerda antes el precio?

Sí, una vez acabe la ruta. Al empezar, el guía explica de qué trata la ruta, cómo funciona el método de pago, y al finalizar es el turista el que decide lo que vale.

¿No tiene demasiado riesgo poner el precio después?

Te arriesgas a que no te den nada. Pero asumimos el riesgo. Confiamos mucho en las rutas que hemos montado y en los guías que hemos contratado para hacer las rutas. Si no me dan nada entiendo que es porque no les ha gustado el servicio, con lo cual prefiero que se vayan sin pagar a que me paguen e irse enfadados porque no les ha gustado la ruta. De momento no nos hemos encontrado con ese caso, sino todo lo contrario, la gente está valorando muy positivamente el trabajo que estamos haciendo. Ni en las mejores previsiones esperábamos cubrirlo así.

¿A qué público está dirigido?

Hemos empezado por los turistas. Ahora mismo en el mercado hay varias empresas que están haciendo algo similar a lo nuestro, y un par de ellas que están muy centradas ya en el residente en Sevilla. Como no queríamos entrar en competencia directa con nadie, hemos decidido centrarnos primero en un turista que quiera hacer rutas más privadas, con grupos reducidos, que no tengan que pelearse por estar al lado del guía y escucharle. Esto no quita que haya rutas para escolares y familias. Una de ellas es mostrar el parque de María Luisa, que creo que es el gran desconocido de la ciudad y una maravilla por dentro.

El 15 de octubre comenzasteis vuestra andadura. ¿Qué respuesta estáis teniendo?

Muy buena. Estamos invirtiendo mucho. Estamos apostando mucho por la comunicación online, que es lo que más llega a la gente ahora mismo. La acogida está siendo fantástica, mucho mejor de lo que esperábamos. Si el crecimiento sigue así, la cosa será estupenda.

¿Cómo surge la idea?

Somos cuatro socios: mi hermana (María) y su pareja (Manuel), y mi marido (Andrés) y yo. Mi marido y yo somos amantes del turismo, de meternos por rincones, de irnos a países desconocidos. Mi hermana y Manuel hicieron hace un año un viaje a Amsterdam y Berlín, y conocieron el producto de los freetour. Como saben que soy especialista en turismo y comunicación, y ellos son financieros, decidimos lanzarnos y montar mi ilusión y la de Andrés, mostrar la pureza de un sitio, y la ilusión suya de montar un negocio. De ahí surge ‘APIE’.

Intentáis alejaros de los tópicos, ¿por crear un aspecto diferenciador o porque tienen algo de malo esos tópicos?

No pienso que tengan nada malo los tópicos. Hay gente para todo, a algunos les gusta ir a un lugar, comprar la flamenca y ponerla encima de la tele. Que me parece fantástico, pero yo soy más de descubrir sitios que son puros de la ciudad, pero que no se conocen ni llegan a todo el mundo. Como el mercado de los sitios turísticos esta ocupado ya, vamos a intentar ofrecer otras cosas de Sevilla. Hay muchos rincones que se desconocen; yo he sido la primera en descubrirlos. No quiero competir con nadie, simplemente abrir al mercado una serie de cosas de Sevilla a las que todavía no se ha llegado.

¿A qué te refieres con los sitios más puros de Sevilla? ¿Los más emblemáticos o los más desconocidos?

Las dos cosas a la vez. Por ejemplo, en la calle Mármoles (barrio de Santa Cruz) hay unas columnas romanas que no sabía ni que existían. Yo que llevo en Sevilla 25 años no las había visto en mi vida. Son unas columnas de la época romana, y dos de ellas se trasladaron a la Alameda de Hércules. Están ahí y no sabes ni que existen. Sevilla es mucho más que la Giralda, la catedral, la Casa de Indias, la plaza de España… que son edificios espectaculares, pero hay mucho más. Puedes completar una ruta donde se visite el parque de María Luisa y la plaza España con rincones que no sabías ni que existían. Esa es la pureza a la que me refiero.

¿Vuestro servicio va dirigido a un público de “élite”?

No me gusta la palabra élite, porque parece que desprestigias un poco a los demás. La competencia se dirige a un mercado donde hacen visitas de 50 personas, y les da igual si el de atrás se está enterando o no. Yo quiero que si un cliente viene y te contrata, qué menos que se entere de lo que le estás contando. Si no, no tiene sentido. A eso me refiero con élite. No de elitismo, sino de que quiera enterarse y preste atención a lo que le quieres enseñar.

En cuanto a la empresa en sí, ¿cómo la habéis constituido?

Hemos formado una sociedad civil en la que tenemos en plantilla a cuatro guías.

¿Son siempre los mismos guías?

De momento sí. El concepto ‘APIE’, a parte de visitas guiadas, pretende ser una plataforma turística de visitas guiadas. Va orientado tanto a los turistas como a la captación de guías. Hoy en día el mercado turístico está en constante cambio. O te subes al carro de las nuevas tecnologías o te quedas aislado. Queremos ser un puente entre estos guías y la realidad del mercado. Tenemos una base de datos de guías oficiales a los que les voy a dar trabajo con las rutas que puedan salir. Ahora mismo tenemos las cuatro rutas de “tú pones el precio”, pero nos adaptamos a hacer rutas en privado. Damos la posibilidad de hacerlas en otro horario, en varios idiomas distintos y en privado. Adaptamos las rutas a la medida del cliente.

En vuestra página web podemos comprobar que además de rutas por Sevilla ofrecéis otras fuera de la provincia. ¿Cómo va ese proyecto?

Tenemos previsto meter dos rutas: una por Doñana y otra por la sierra de Grazalema. De momento está en boceto, puede ser un tema muy interesante, aunque aquí en Sevilla va a ser difícil, igual es para un mercado sevillano. A mi ese producto me encanta.

¿Habéis solicitado ayudas públicas?

Lo hemos intentado, pero era tanto el jaleo que lo fuimos dejando. Contamos con un dinero entre los cuatro suficiente para la inversión inicial que necesitábamos, y decidimos no gestionar ayudas porque era imposible. Cuando lo necesitemos tiraremos de subvenciones. Queremos invertir mucho en tecnología, y ahí sí lo necesitaremos.

¿No os habéis sentido apoyados en ese sentido? ¿O lo habéis dejado por ese jaleo?

Igual es una mezcla de las dos cosas. En esta última, nos marearon y estuvimos durante una semana intentando rellenar la solicitud, todo a través de internet y con el sistema caído, y decidimos dejarlo. Ni teníamos el tiempo que requería todo esto ni nos lo ponían demasiado fácil.

¿Cómo os estáis dando a conocer?

Estamos a pie de calle repartiendo flyers y demás. A tope con internet, SEO, mailing, comunicación online, redes sociales. Hasta que te haces un hueco en Google cuesta mucho. Al principio no aparecíamos ni en la página 100, y vamos invirtiendo y ya sí que aparecemos. Al final es todo a base de pagar.

¿Podrías resumir en una frase el punto diferenciador de ‘APIE’ con respecto a otros proyectos turísticos?

Es una plataforma de experiencias turísticas guiadas que conecta grandes guías con grandes viajeros.

  • rosa

    Pero sobre cuanto vale una visita asi

    • Hola Rosa! Disculpe el tiempo que ha pasado desde que nos escribió… esto de las nuevas tecnologías a veces falla y no hemos visto su pregunta hasta hoy!

      El precio lo fija el propio espectador al finalizar la visita, según su satisfacción respecto al recorrido, al trabajo del guía, etc.. con apie ¡Tú Pones el Precio! porque confiamos en lo que hacemos, en el contenido de las rutas, y por eso queremos que sean ustedes mismos quienes le pongan precio a la experiencia.

      La animamos a que cualquier día se una a alguno de los recorridos y viva su propia experiencia a pie por Sevilla 😉

¡Advertencia!

Nuestras visitas provocan un estado de satisfacción plena. Al finalizar podréis notar síntomas de felicidad, mayor grado cultural y pueden crear adicción respecto a Sevilla.

Síguenos en las redes sociales

Los Grandes Viajeros opinan sobre apie