Aníbal González

Existen fechas imprescindibles en la historia de cada ciudad, y por supuesto en Sevilla no faltan. Por ejemplo 1503, poco más de 10 años desde el descubrimiento de América. Ese año Sevilla obtuvo el monopolio comercial con el Nuevo Mundo y se convirtió en una ciudad próspera e importante.

Hoy os voy a hablar de 1929, año de celebración de la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Una Exposición que la ciudad “necesitaba” tras un largo período de decadencia, originado por el traslado de la Casa de la Contratación hacia Cádiz. Fue el renacer de Sevilla en todos los ámbitos, sobre todo a nivel estructural y artístico. Y en este último hubo un personaje fundamental: Aníbal González Álvarez-Ossorio (1875-1929).

Exposición Iberoamericana de Sevilla: su obra magna

Ha sido uno de los grandes arquitectos españoles de los tiempos modernos y el gran impulsor del estilo regionalista andaluz. Se trata de un género enmarcado dentro del historicismo, cuyo gran objetivo es el respeto por los patrones tradicionales y los cánones clásicos, tratando de aunar y recordar viejos estilos arquitectónicos para volver a ponerlos en órbita y combinarlos entre sí. Así, los edificios creados bajo esta premisa están ricamente ornamentados; ladrillo visto, hierro forjado, azulejos y yeserías son sus materiales distintivos.

Andrés Pérez Vázquez

CEO y guía de apie | Experiencias Guiadas

Aníbal González fue el arquitecto jefe de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929, para la que diseñó la majestuosa y cinematográfica Plaza de España, su gran obra maestra y lugar emblemático de la ciudad por excelencia. También en el Parque de María Luisa se encuentran otras joyas de este Hijo Predilecto de Sevilla. Por ejemplo los tres pabellones presentes en la también solemne Plaza de América, donde destaca sobre todos el colorido Pabellón Mudéjar, ante el cual solo cabe poner cara de asombro.

Otros edificios diseñados por Aníbal González

Pero su huella no se limita al recinto que albergó la Exposición del 29, sino que está presente por toda la ciudad. Durante los primeros años del siglo XX se inspiró en el mudéjar, con ejemplos como la casa que diseñó para el Conde de Ibarra, próxima al Barrio de Santa Cruz; o también el Edificio de Viviendas y Comercio, situado en La Campana. Ya en los albores de los años 20 sus edificios fueron incorporando elementos góticos, como en la Capilla de los Luises en la calle Trajano, o barrocos, como por ejemplo en la casa del Marqués de Villamarta, en plena Avenida de la Constitución.

También labró edificios de gran belleza en ambas orillas del río Guadalquivir. Por ejemplo la Casa y Capilla de los Maestrantes, anexas a la Plaza de Toros de la Maestranza, en el barrio del Arenal. En la otra orilla, en el barrio de Triana, se encuentra la Capilla del Carmen, hoy en día elemento inseparable del Puente de Triana, con su cúpula rematada con cerámica confeccionada en el barrio.

Se le dio un sincero homenaje en el año 2011, cuando se colocó frente a la Plaza de España una estatua dedicada al genial autor. Está representado admirando su gran obra, la cual mira con el orgullo que sentimos todos los afortunados de poder disfrutarla.

  • Antonia López

    Hola me gustaría saber el horario y días de visita

    • Buenos días Antonia,

      No tenemos un ruta tematizada en Aníbal Gonzalez aun pero si quiere conocer su obra magna, la Plaza de España de Sevilla, podrá hacerlo en la visita que hacemos a diario a las 12:30 por el Parque de María Luisa y dicho monumento. La ruta se llama “Un Museo al Aire Libre” y puede leer un poquito más sobre ella en la sección Tú Pones el Precio, dentro de Ponte en Ruta.

      Cualquier cosilla llámame, estaré encantada de ayudarla. Gracias! Cristina

¡Advertencia!

Nuestras visitas provocan un estado de satisfacción plena. Al finalizar podréis notar síntomas de felicidad, mayor grado cultural y pueden crear adicción respecto a Sevilla.

Síguenos en las redes sociales

Los Grandes Viajeros opinan sobre apie