Acantilado del Asperillo, Doñana

Un rincón de Doñana

En el interior de Doñana, la mayor reserva ecológica de Europa, se encuentra el acantilado arenoso más alto del continente. Esta particularidad y su belleza hacen que esté declarado Monumento Natural.

Se trata de una enorme duna formada por arenas transportadas por el viento; posteriormente ganó en altitud debido al levantamiento del suelo, lo que provocó la aparición del acantilado.

Se accede al mismo por un precioso sendero a través de dunas, estabilizadas en la primera parte del recorrido por un denso pinar y más adelante por plantas adaptadas a condiciones de poca humedad. Entre todas, destaca una planta que ofrece unos frutos parecidos a las perlas, ¿serías capaz de identificarla en el campo?

Llegando al final del sendero ya se divisa el océano, terminando en el espectacular mirador natural del acantilado, desde el que se disfrutan increíbles puestas de sol. Te asombrará que tu vista casi no alcance a divisar el final de la enorme playa situada abajo.

Ya en la playa, las tranquilas aguas del Atlántico invitan a darse un baño en los días calurosos, o simplemente a pasear por su orilla. Llama la atención una torre semiderruida, que formaba parte de un conjunto de fortificaciones situadas a lo largo de la costa onubense, construidas para una función defensiva… ¿Conoces el motivo?

Es uno de los lugares que recomendamos para crea tu propia ruta a medida por Doñana pues, sin duda alguna, merece la pena recorrerlo a pie.

#Experienciasporlanaturalezaapie

Acantilado del Asperillo, Doñana.

¡Advertencia!

Nuestras visitas provocan un estado de satisfacción plena. Al finalizar podréis notar síntomas de felicidad, mayor grado cultural y pueden crear adicción respecto a Sevilla.

Síguenos en las redes sociales

Los Grandes Viajeros opinan sobre apie